Sarasola Ingeniería

La gestión energética consiste en la optimización en el uso de la energía buscando un uso racional y eficiente, sin disminuir el nivel de prestaciones. Es un factor clave en las organizaciones. Ahorrar energía significa ahorrar costos operativos.

¿QUÉ BENEFICIOS PUEDEN ESPERAR CON ESTE SERVICIO?

  • Conocer cómo se consume la energía.
  • Saber si el régimen de contratación del suministro actual es el óptimo.
  • Identificar los Usos Significativos de Energía de la organización.
  • Detectar oportunidades de ahorro económico.
  • Proponer soluciones tecnológicas y/o de utilización para lograr ahorro de energía.
  • Tomar decisiones de mejoras en base a inversión requerida y ahorro esperado.
  • Determinar indicadores de desempeño energético que permitan realizar evaluaciones sostenidas por parte de la gerencia.

A continuación se muestra el comportamiento típico de los costos energéticos luego de incorporar un proceso de gestión energética. Basado en experiencias reales.

 

Básicamente, se pueden describir cuatro etapas:

  1. Los costos energéticos en constante aumento propician la búsqueda del ahorro y la eficiencia energética, mediante la implementación de un relevamiento energético.
  2. Luego del análisis energético, se aplican medidas sencillas de ahorro energético, principalmente en hábitos de utilización y tecnologías de baja inversión, logrando un impacto significativo en la reducción de los costos.
  3. Se implementan inversiones en nuevas tecnologías, más eficientes energéticamente que logran aún mayor reducción de los costos energéticos.
  4. Se propicia una reducción de los costos mediante la evaluación continua y la apropiación de la mejora por parte de todo el personal.


“Los Sistemas de Gestión Energética y planes energéticos más eficaces son el resultado de una estrecha colaboración entre los recursos internos de una organización y una empresa experta en gestión energética...”

 

La Revisión Energética básicamente analiza los datos energéticos e identifica áreas de uso significativo de la energía, puntos conflictivos y áreas de mejora del rendimiento energético para luego proponer las soluciones tecnológicas adecuadas, pudiendo consistir éstas en hábitos de uso, incorporación/actualización de tecnología o mejoras de planta y procesos.

Se inicia con una evaluación física del lugar para realizar una revisión energética que incluye:

  • Análisis del histórico de datos energéticos (12 o 24 meses) para establecer la línea base de consumo,
  • Creación de un desglose detallado de cargas para identificar a usuarios significativos de energía en las instalaciones,
  • Colaboración con el personal de las instalaciones para definir “Indicadores de Rendimiento Energético” apropiados,
  • Análisis in situ de los principales usuarios de energía,
  • Evaluación de las características tecnológicas de los consumos de energía.
  • Identificación de malos aprovechamientos y pérdidas de energía,
  • Medición y monitorización de servicios (agua, aire, gas, electricidad y vapor) detallada,
  • Evaluación de la viabilidad de la aplicación de tecnologías de aprovechamiento de energías renovables y/o innovadoras.
  • Identificación y recomendación de posibles medidas de ahorro de energía incluyendo recomendaciones de reacondicionamiento de bajo costo o sin costo alguno que aporten ahorros directos en energía e indirectos en costos asociados.


 

 


Una de esas aplicaciones es la habitacional familiar, posicionándose como una solución rápida de vivienda o unidad multipropósito, llave en mano, reutilizable, con un gran potencial de reventa, adaptable a las necesidades de expansión de cualquier familia en desarrollo y con un concepto de conciencia ambiental orientada al reciclaje.

Esta línea de trabajo surge en el año 2016 cuando – luego de varios meses de estudio y elaboración de diseños -  se realizó la fabricación del primer módulo productivo habitable desarrollado sobre la base de un container marítimo, específicamente un laboratorio de reproducción clonal de tejido vegetal de diseño original (con patente en trámite y premiado a nivel Nacional en el concurso INNOVAR 2018). El laboratorio es parte de la oferta de productos de la empresa y ya se han comercializado varias unidades.

Este antecedente ha generado la experiencia, el conocimiento y ha posibilitado el desarrollo de procesos y la incorporación de tecnología necesaria para la fabricación de los módulos habitables a partir de containers marítimos para diversas aplicaciones, mediante la optimización de los espacios internos a través del diseño y la aplicación de tecnología.

 

 


La energía solar es el aprovechamiento de la radiación proveniente del sol para transformarla en alguna otra energía útil para su aprovechamiento, como ser electricidad para iluminación y fuerza motriz o como calor para calentar algún fluido.

En el primer caso (transformación a electricidad) esto se implementa como una alternativa de ahorro de energía combinado con un suministro tradicional de electricidad, como suministro de emergencia en caso de ausencia de la alimentación tradicional, o como suministro único en casos muy específicos donde no hay acceso a una red eléctrica o dicho acceso es muy costoso.

El segundo tipo de aprovechamiento (transformación a calor) suele ser el de más conveniente implementación, dado su baja inversión y la rápida recuperación de la misma. Su uso más común es el de calentamiento de agua sanitaria en las casas - mediante los “termotanques solares”- equipos que se constituyeron como una excelente herramienta de ahorro de energía, ya que su utilización no requiere de ningún tipo de energía, no supone ningún costo de mantenimiento, su vida útil es casi ilimitada y sustituye casi en su totalidad a la energía que gastamos normalmente en calentar agua de una casa para bañarnos, lavar los platos, etc. Su uso y utilidad está ampliamente probada y aceptada y es cada vez mayor la gente que lo va incorporando estos sistemas a sus casas.

En menor medida, pero también en constante aumento, el calentamiento de agua de piscinas mediante la energía del sol se va incorporando a las viviendas con dicho elemento, lo que permite, para estas zonas, ampliar la temporada de uso.